Martes, 25 de septiembre de 2018

LA PIZARRA

Albert Tubella Colominas Responsable Equipos Nacionales por Edades de Natación

Trapecistas sin red

Recuerdo que, en mis años de niño, una de las atracciones favoritas de mi verano era cuando el Circo llegaba a mi ciudad. Ir una tarde—noche al circo con mi familia y amigos era una de las actividades de todos los veranos. Animales, payasos, malabaristas, magos, contorsionistas,… y sobre todo, los trapecistas. Todo era apasionante y divertido. Pero lo más espectacular, aquello que nos dejaba con la boca abierta y nos ponía los pelos de punta, eran los trapecistas.
Atletas que se preparaban a conciencia para lograr los más grandes de los retos, para ser los más osados, los más atrevidos, los mejores. Quién no recuerda la película El trapecista (1956) !El más difícil todavía! ¡Un triple salto mortal! ¡Algo que nadie antes había logrado!
Pero además de la dificultad de los ejercicios, había algo que caracterizaba a los mejores. Algo que solo estaba al alcance de los más preparados y experimentados. El paso definitivo… hacer las acrobacias sin red, sin nada que les permitiera poder fallar.
En aquel momento que retiraban la red de protección, todos entendíamos que el riesgo era máximo, que no había opción de fallo, que era todo a una carta.
Solo los más expertos, los más preparados, los que “se preparaban” en lugar de “justificarse”, en definitiva, los mejores, eran capaces de hacerlo sin red. El resto, los menos seguros, los menos preparados, los que se justificaban constantemente, siempre necesitaban de su red de protección.
Estos días, en las piscinas Bernat Picornell, viendo competir a una parte importante de nuestros nadadores junior, me han venido a la memoria esos fantásticos acróbatas.
El formato del Campeonato de España de Verano, hecho a la medida de las demandas de clubes, territoriales, técnicos, y aprobado por todos nosotros, ofrece a los nadadores junior una enorme red de protección, que hace que demasiados compitan en las series eliminatorias conocedores y seguros que tienen esta gran red de seguridad. Que aunque su rendimiento en las eliminatorias sea flojo y/o decepcionante, esa “red” les garantiza que habrá una segunda oportunidad por la tarde en sus finales por edades.
La posibilidad de nadar una final más asequible, con menos exigencia, y que sobre todo les permite nadar las eliminatorias sin la presión de saber que no hay ninguna otra oportunidad, hace que su rendimiento sea más pobre del justificable. Sobre todo en nadadores que ya forman parte de los Equipos Nacionales o que trabajan para llegar a ellos.
DEJAR PASAR LA OPORTUNIDAD
Demasiados nadadores/as de categoría junior han dejado pasar la oportunidad de nadar una “final A” absoluta junto a algunos de los mejores nadadores nacionales del panorama internacional porque tenían la opción de nadar otra final más asequible, más sencilla, y que sobre todo les permitía nadar con menor exigencia por la mañana.
Pero lo más preocupante para mí es que probablemente muchos de ellos lo han hecho con el consentimiento, aprobación y justificación de sus técnicos. Decía la pedagoga María Montessori: "Cuando evitas a un niño un esfuerzo que puede hacer por si solo, estás limitando su crecimiento".
Es cierto que el Campeonato de España de Verano Absoluto/Junior posee una “gran red de seguridad” que todos hemos aprobado y autorizado, y que permite a los jóvenes fallar. Pero si encima somos nosotros los técnicos los que les potenciamos y justificamos el evitar el esfuerzo y el riesgo, estamos limitando su crecimiento.
Permitir a un nadador junior que gestione sus rendimiento para “evitar” nadar la final A, y nadar la final de su edad con más garantía de un posible éxito, es engañarle y limitarle. El mundo de la competición deportiva, el mundo real, no suele darnos más de una opción para lograr nuestros retos. Demasiadas ocasiones en nuestra vida y en nuestro deporte, deberemos afrontar grandes retos sin segundas opciones, sin ninguna red que nos permita el error, y sin una segunda oportunidad.
Que nuestros jóvenes fallen, se equivoquen y no logren sus objetivos a la primera, es parte de su aprendizaje y formación. Pero que les pongamos una “red de seguridad” para que puedan rectificar, aprender y tener otra oportunidad, no puede pasar porque seamos nosotros, sus técnicos, los que les animemos y les justifiquemos el no intentarlo siempre, perdiendo así oportunidades para practicar el “más difícil todavía”, y para seguir creciendo y mejorando.
Decía el gran Herb Brooks: “los grandes momentos nacen de grandes oportunidades”. Si evitamos y justificamos el no esfuerzo y el no riesgo de lograr esas grandes oportunidades, y las vamos dejando pasar, nuestras opciones de vivir grandes momentos a todos los niveles serán cada vez más escasas, dado que estamos limitando el crecimiento de nuestros deportistas.
Aquellos deportistas que aspiran a lograr una mínima, una final, y/o una medalla internacional, bien sea a nivel junior como absoluto, deben saber que solo tienen una oportunidad, y que no hay red de seguridad que les vaya a brindar una nueva oportunidad. Por ello es importante que les formemos y preparemos en ese sentido.
Mi mas sincera felicitación a todos aquellos que lo habéis intentado, que habéis asumido todos los riesgos, que os habéis preparado sin justificaciones ni excusas, y que habéis dado vuestro mejor esfuerzo en todo momento, conocedores de que no había otra oportunidad más sencilla y fácil, y que lo hacíais sin red de seguridad, todo a una carta.
Tarde o temprano, vosotros, con vuestra actitud, esfuerzo y compromiso, lograréis vuestro objetivo. Vosotros conseguiréis el “Triple Salto sin red”.
Saludos cordiales


Más Blogs

(27/07/2018) Éxtasis acuático en las Picornell

(28/05/2018) A mitad del camino

(19/04/2018) Preparar la competición para preparar la prueba

(15/03/2018) "Too much and too often"

(22/11/2017) “OIDEMASE”

(19/09/2017) Decisiones

(10/08/2017) CASA DE ESPAÑA en Budapest

(03/08/2017) BUDAPEST 2017

(02/08/2017) Los Juegos del FOJE 2017

(05/07/2017) Análisis del Europeo Júnior de Israel

(15/02/2017) Apuntar mal

(18/01/2017) Clasificarse no es competir

(28/10/2016) "No están todos los que son, pero sí son..."

(20/08/2016) Y este cuento se acabó...

(15/08/2016) Aquí pasan unas cosas...

(11/08/2016) Madame Butterfly

(10/08/2016) Misterios sin (a) resolver...

(07/08/2016) Es desfile olímpico más viral

(01/08/2016) Cultura, educación deportiva… y profesionalidad

(08/06/2016) Héroes

(03/05/2016) "De Concentración"

(25/01/2016) FORTALEZAS Y DEBILIDADES

(14/12/2015) Ámsterdam, primer paso en ROADTORIO2016

(11/11/2015) "Me he vuelto fondista, hoy nado 1.500…"

(05/11/2015) "Netanya, una real experiencia internacional"

(10/08/2015) KAZAN, NOS VOLVEMOS A CASA...

(08/08/2015) LA PRINCESA Y SU SÉQUITO

(07/08/2015) LA PRENSA NADA... Y NO SE AHOGA

(05/08/2015) AGOSTO, CERRADO POR VACACIONES

(05/08/2015) MIÉRCOLES DE "CENIZOS"

(05/08/2015) VIAJE CON NOSOTROS...

(04/08/2015) BAJO LOS ACORDES DE ROCKY

(02/08/2015) EL DILUVIO UNIVERSAL

(01/08/2015) ESPÍRITU DE MORTADELO

(31/07/2015) JUEGO DE TRONOS

(30/07/2015) LAS VIANDAS DE LA MANCHA

(29/07/2015) ¡PICAN, PICAN LOS MOSQUITOS!...

(28/07/2015) LA "CAÑA" DE ESPAÑA

(26/07/2015) ME SIENTO SEGUROOOO...

(25/07/2015) SUEÑO DE PLATA, SELFIE DE ORO

(24/07/2015) LAS GUERRERAS "AÉREAS"

(28/04/2015) Jóvenes y olímpicos

(24/02/2015) La Copa del Rey 2015

(04/02/2015) La Copa de la Reina 2015

(02/11/2014) Ventajas de la alianza deporte y empresa

(31/12/2012) "De Londres a Río pasando por BCN2013"

(28/11/2012) Chartres, satisfactorio en todos los aspectos

(18/11/2012) Víctor Gutiérrez, Poseidón en La Latina

(29/10/2012) Aquellas jugadoras de Barcelona 2003...

(24/08/2012) Aguas abiertas, el compañero de viaje

Turbo La Liga 4 Sports Myrta
Image Map
© 2016 Real Federación Española de Natación.
Juan Esplandiú, 1. 28007 Madrid. Tlf: +34 91 557 20 06 rfen@rfen.es.
Mapa Web | Dirección RFEN | Correos RFEN | Aviso Legal | Política de Privacidad |  RSS 2.0