Sábado, 16 de diciembre de 2017

EL OTRO KAZAN

Rodrigo Gil-Sabio. DirCom RFEN. Env. Especial KAZAN2015

LA PRENSA NADA... Y NO SE AHOGA

Seis de agosto de 2015 (13 horas). Los periodistas de todo el Mundo desplazados a Kazan nos citamos para competir en la OMEGA Race Media, nuestro Mundial particular sobre la distancia de 50 metros libre en la piscina del mismísimo Kazan Arena, allí donde Ledecky, Hosszù, Lochte y compañía son los amos del cotarro. Se nota que somos la Prensa y hay que tratarnos bien porque enseguida nos inscribimos oficialmente y ya nos están dando regalitos de los partners.

Normal 0 21 false false false ES X—NONE X—NONE Los tres españoles en liza, Diego "Grabich" Torres (El País), Alberto "SuperBiedermann" Martínez (AS) y un servidor —El Lochte de Barajas— como representante de la Delegación ESP RFEN, acudimos al vestuario y me volvió ese olor a caballo de cuando estuve la semana anterior con Ona Carbonell acompañándola al control antidoping con sus medallas.

Allí, en el vestuario del Rubin Kazan, nos cambiamos y salimos a la piscina, donde estaba resto de prensa que no nadaba, fotógrafos, los de la limpieza y los "japos", que aquí son legión. Decidieron en su día no participar ni Javier Romano (Marca) ni Paco Ávila (EFE) ni Ángel García (Cope), mientras que María Guixá (Catalunya Radio) se daba de baja por problemas estomacales y Alberto Martínez (AS) —pese a su nuevo modelito kazanero verde fosforito que le quedaba fetén— renunciaba a nadar casi a pie de poyete. Fue gracioso porque se le perdieron las gafas en el calentamiento y tuvimos que ir a buscarlas al fondo no fuera que se despitaran luego Jessi o Marina cuando nadaran por la tarde. Tremendo todo... ¡Menos mal que no lo narraban Luna y Soriano! Sobre todo porque era inenarrable lo que allí estaba pasando.

El caso es que me tóco la serie 7 y misma calle compartiendo honores con el japonés Yamauchi, el húngaro Mohay y tres anfitriones rusos, entre otros. Bueno, menos mal que no me tocó la serie con el gran Eugenii Korotyshkin —bronce olímpico en los JJOO de Londres 2012— entre otras cosas porque el tío se puso de marca 25.00. Otro día me llevo al Kizierowski o al "Califa" Muñoz de ayudantes de redacción... El caso es que me metieron en la call room (para los neófitos es una habitación en la que estás en bañador con otros 7 tipos y donde tienes que poner cara de mala leche o hacer que estiras para no quedar como un cateto).

Como ves, "ambientazo" en las gradas para ver el sonoro batacazo de la Prensa Mundial en las aguas del Kazan Arena

Y allí que salimos a nuestros poyetes después de saludar al público con una sonrisa (que eso lo he aprendido de Djokovic y ya le va bien). La pesadilla de las gafas la solucioné con el truco de convivir con las estrellas españolas: Un gorro debajo, luego la goma de las gafas y un gorro encima. Así, pase lo que pase con las gafas, no te paras por nada del mundo. Mi tiempo de reacción en la salida fue tan malo que casi me da tiempo a ir al cajero y volver. Menos mal que en el nado subacuático —los entrenadores españoles me dijeron que hasta 15 metros— me sentí bien aunque salí a los tres porque ya me estaba hartando de ver burbujas y tenía miedo de salir a la superficie y no ver a nadie.

Claro, con un bañador chulo—piscinas como íbamos prácticamente todos, hablar de flotabilidad con estos cuerpos panceteros y adocenados por la maltrecha vida de periodista de hoy es como hablar de atisbos de vida humana en Mercurio. Allí no flotaba nadie. Yo iba a nadar en progresivo, pero mi mala salida lo condicionó todo —hoy he aprendido que en un 50 explosivo una buena salida no te asegura el éxito pero una mala salida te condena al infierno—. Pero yo solo tenía que disfrutar y acercarme a mi marca de inscripción: 42.25. Si lo hacía, podía ganar un reloj. Y hete aquí que salió ese "animal competitivo" que llevo dentro (como la Jessi) y al paso del 25 —que tenía yo calculado con una publi— no solo mantuve sino que aceleré el ritmo (se lo vi hacer a Efimova). Me encontraba ligero en el agua de Kazan, tanto que a 10 metros de meta me vine arriba y pegué la última sacudida a lo Cseh hasta tocar en ¡40.69! Había rebajado en 1.56 mi tiempo de inscripción haciendo mi mejor marca de la temporada. Todos los días oyendo a los profesionales: "Señores, hay que bajar las mejores marcas personales, vamos", y claro mi cabeza se olvidó de reloj ni gaitas y fue a rebajar el tiempo. Táctica Watanabe total.

Todo ello en un ambiente festivo y bajo las risas del personal. El otro español, Diego Torres (El País) tenía una marca de inscripción de 54.00 (debió pensar que eran los 100 quizás) y la rebajó en más de 9 segundos, haciendo una salida correcta y un nado regular pese a sus múltiples problemas con el subacuático (y sobre todo con las matemáticas). Ahora queda por ver si en su crónica será muy duro consigo mismo o se dará otra oportunidad. Tocaba la hora de volver a la cuadra (perdón, al vestuario) y salir al lunch que nos había preparado OMEGA. A decir verdad, acabamos comiendo algo en la zona de otro partner porque teníamos hambre y nos pusimos a ver la natación de verdad, la de la tarde. Menos mal que esto de Prensa son los 50 libre. El dia que lo hagan de High Diving a 27 metros de a altura me pillan en el Polo Norte echando un mus con los esquimales. A más de uno ya le gustaría vernos allá arriba, ya...



Más Blogs

(22/11/2017) “OIDEMASE”

(19/09/2017) Decisiones

(10/08/2017) CASA DE ESPAÑA en Budapest

(03/08/2017) BUDAPEST 2017

(02/08/2017) Los Juegos del FOJE 2017

(05/07/2017) Análisis del Europeo Júnior de Israel

(15/02/2017) Apuntar mal

(18/01/2017) Clasificarse no es competir

(28/10/2016) "No están todos los que son, pero sí son..."

(20/08/2016) Y este cuento se acabó...

(15/08/2016) Aquí pasan unas cosas...

(11/08/2016) Madame Butterfly

(10/08/2016) Misterios sin (a) resolver...

(07/08/2016) Es desfile olímpico más viral

(01/08/2016) Cultura, educación deportiva… y profesionalidad

(08/06/2016) Héroes

(03/05/2016) "De Concentración"

(25/01/2016) FORTALEZAS Y DEBILIDADES

(14/12/2015) Ámsterdam, primer paso en ROADTORIO2016

(11/11/2015) "Me he vuelto fondista, hoy nado 1.500…"

(05/11/2015) "Netanya, una real experiencia internacional"

(10/08/2015) KAZAN, NOS VOLVEMOS A CASA...

(08/08/2015) LA PRINCESA Y SU SÉQUITO

(05/08/2015) VIAJE CON NOSOTROS...

(05/08/2015) AGOSTO, CERRADO POR VACACIONES

(05/08/2015) MIÉRCOLES DE "CENIZOS"

(04/08/2015) BAJO LOS ACORDES DE ROCKY

(02/08/2015) EL DILUVIO UNIVERSAL

(01/08/2015) ESPÍRITU DE MORTADELO

(31/07/2015) JUEGO DE TRONOS

(30/07/2015) LAS VIANDAS DE LA MANCHA

(29/07/2015) ¡PICAN, PICAN LOS MOSQUITOS!...

(28/07/2015) LA "CAÑA" DE ESPAÑA

(26/07/2015) ME SIENTO SEGUROOOO...

(25/07/2015) SUEÑO DE PLATA, SELFIE DE ORO

(24/07/2015) LAS GUERRERAS "AÉREAS"

(13/07/2015) Trapecistas sin red

(28/04/2015) Jóvenes y olímpicos

(24/02/2015) La Copa del Rey 2015

(04/02/2015) La Copa de la Reina 2015

(02/11/2014) Ventajas de la alianza deporte y empresa

(31/12/2012) "De Londres a Río pasando por BCN2013"

(28/11/2012) Chartres, satisfactorio en todos los aspectos

(18/11/2012) Víctor Gutiérrez, Poseidón en La Latina

(29/10/2012) Aquellas jugadoras de Barcelona 2003...

(24/08/2012) Aguas abiertas, el compañero de viaje

(19/08/2012) Iván Pérez: mas allá de los éxitos deportivos

(18/08/2012) El reto de mantenerse

(14/08/2012) Desde las nubes

(10/08/2012) "Plata, algo insólito para nuestro waterpolo"


ISIS RFEN

CTO. EUROPA WATERPOLO 2018


Escuela Nacional de Entrenadores (ENE)




C.N.A.

Comité Nacional de Arbitros


Turbo La Liga 4 Sports Myrta
Image Map
© 2016 Real Federación Española de Natación.
Juan Esplandiú, 1. 28007 Madrid. Tlf: +34 91 557 20 06 rfen@rfen.es.
Mapa Web | Dirección RFEN | Correos RFEN | Aviso Legal | Política de Privacidad |  RSS 2.0