Martes, 25 de septiembre de 2018

LA PIZARRA

Albert Tubella Colominas Director Técnico de Natación RFEN

"Too much and too often"

Una de las principales debilidades de nuestra natación actual, en todas sus categorías, es la problemática existente en lo referido a la gestión de las competiciones preparatorias.

El rendimiento en nuestro deporte se basa en el logro de nuestro mejor nivel en aquellas competiciones prioritarias marcadas en nuestros calendarios, que para la mayoría de nuestros programas no pueden ser otros que los campeonatos nacionales. Para ello, la gestión de los calendarios de competiciones preparatorias y/o de clasificación es un recurso imprescindible dado que suponen una herramienta importante para dicho objetivo final.

La gestión y planificación de las competiciones preparatorias es un aspecto de nuestros programas que debemos mejorar si queremos que nuestra natación mejore a todos los niveles. Es muy necesario que todos nuestros programas garanticen que nuestros nadadores logren su óptimo rendimiento en los campeonatos nacionales y, con ello, logremos alcanzar el nivel nacional necesario para que nuestra natación siga creciendo en el contexto internacional.

Una gran mayoría de nuestros nadadores no logran su mejor rendimiento en los campeonatos nacionales y eso es debido, en gran medida, a que sus programas contemplan una excesiva participación en competiciones preparatorias que afectan a la continuidad de su programa de entrenamiento y a su rendimiento en las competiciones prioritarias.

Los actuales calendarios competitivos en nuestro territorio no garantizan ni priorizan, en su mayoría, la mejora del nivel de nuestros campeonatos nacionales (y, en consecuencia, de nuestro nivel internacional) ni tampoco la correcta preparación y formación a medio plazo de nuestros deportistas en categorías por edades.

El exceso de competición, o mejor dicho, la sustitución del entrenamiento por la competición, es uno de los factores limitantes en la progresión de nuestros deportistas jóvenes. La reiteración constante de competiciones semana tras semana, y su afectación sobre los programas de preparación, supone un factor limitante.

Por otro lado, me gustaría expresar nuestra preocupación por la ya habitual “desaparición” de las series eliminatorias en las pruebas de 400 libres y 400 estilos, en la gran mayoría de los programas de competición territoriales. No disponer de la posibilidad de competir en estas pruebas también bajo el sistema de eliminatorias y finales es una enorme debilidad de nuestra natación nacional que repercute de manera importante en el nivel de nuestros Equipos Nacionales.

No poder preparar y ensayar, en nuestros calendarios territoriales, la forma de competición habitual en estas dos pruebas, afecta directamente a nuestro rendimiento en ellas. Nuestros programas de competición deben garantizar también la preparación y nuestro rendimiento en estas pruebas, ya que rendir al 100% en las pruebas donde no existen semifinales, es un proceso de ensayo y preparación muy exigente, que requiere poder ser planificado y programado de manera consistente a lo largo de nuestra preparación, tal y como sí podemos hacer con el resto de pruebas olímpicas.

A competir también se enseña, y por ello hay factores psicológicos y mentales que solo podemos entrenar en circunstancias competitivas específicas. Por lo tanto, disponer durante nuestra preparación de situaciones competitivas con la exigencia correcta y necesaria, que obliguen a nuestros técnicos y deportistas a generar los hábitos y recursos necesarios para su optimo rendimiento en estas pruebas, es totalmente imprescindible en nuestros calendarios.

Si esta errónea gestión de las competiciones preparatorias, además, está vinculada a la consecución de las marcas de participación en los campeonatos nacionales, entonces el problema que se nos plantea es más peligroso si cabe.

Planificar y programar nuestras competiciones clasificatorias de manera que sean la herramienta y el ensayo perfecto para lograr en nuestros campeonatos nacionales nuestro mejor nivel es una “obligación” que como técnicos no podemos extrapolar de nuestro trabajo.

El proceso de preparación y/o clasificación no puede basarse en un proceso de ensayo y error basado en competir tantas veces como sea necesario en espera de que “suene la flauta”.

Las marcas mínimas de clasificación para los Campeonatos de España deben y pueden lograrse sin comprometer nuestro óptimo rendimiento en dicho campeonato; pero para ello deben formar parte de nuestras programaciones en cualquier categoría y deben estar perfectamente planificadas. La experiencia y la formación que supone, tanto para los técnicos como para los deportistas, lograr las marcas mínimas en el momento que decidamos de nuestra planificación anual, es un valor importante para lograr posteriormente mejorar nuestro nivel durante los campeonatos nacionales.

Desde hace ya algunas temporadas, el periodo válido para la consecución de marcas clasificatorias para los Campeonatos de España se ha ampliado con el objetivo de ayudar a los técnicos en la mejora de sus programas de entrenamiento con vistas a su máximo rendimiento en los campeonatos nacionales y evitar, de este modo, el uso abusivo de competiciones clasificatorias.

Planificar una temporada no solo debe suponer la programación de las semanas de entrenamiento, de las horas, de las cargas de trabajo, etc… Planificar una temporada también consiste en decidir cómo gestionamos nuestras competiciones preparatorias y clasificatorias.

Pero, para eso, resulta necesario disponer de ellas en las formas y ubicaciones útiles, que las gestionemos de manera eficaz y eficiente y, con todo ello, logremos nuestro óptimo rendimiento en los campeonatos nacionales para que todos mejoremos.



Más Blogs

(27/07/2018) Éxtasis acuático en las Picornell

(28/05/2018) A mitad del camino

(19/04/2018) Preparar la competición para preparar la prueba

(22/11/2017) “OIDEMASE”

(19/09/2017) Decisiones

(10/08/2017) CASA DE ESPAÑA en Budapest

(03/08/2017) BUDAPEST 2017

(02/08/2017) Los Juegos del FOJE 2017

(05/07/2017) Análisis del Europeo Júnior de Israel

(15/02/2017) Apuntar mal

(18/01/2017) Clasificarse no es competir

(28/10/2016) "No están todos los que son, pero sí son..."

(20/08/2016) Y este cuento se acabó...

(15/08/2016) Aquí pasan unas cosas...

(11/08/2016) Madame Butterfly

(10/08/2016) Misterios sin (a) resolver...

(07/08/2016) Es desfile olímpico más viral

(01/08/2016) Cultura, educación deportiva… y profesionalidad

(08/06/2016) Héroes

(03/05/2016) "De Concentración"

(25/01/2016) FORTALEZAS Y DEBILIDADES

(14/12/2015) Ámsterdam, primer paso en ROADTORIO2016

(11/11/2015) "Me he vuelto fondista, hoy nado 1.500…"

(05/11/2015) "Netanya, una real experiencia internacional"

(10/08/2015) KAZAN, NOS VOLVEMOS A CASA...

(08/08/2015) LA PRINCESA Y SU SÉQUITO

(07/08/2015) LA PRENSA NADA... Y NO SE AHOGA

(05/08/2015) AGOSTO, CERRADO POR VACACIONES

(05/08/2015) MIÉRCOLES DE "CENIZOS"

(05/08/2015) VIAJE CON NOSOTROS...

(04/08/2015) BAJO LOS ACORDES DE ROCKY

(02/08/2015) EL DILUVIO UNIVERSAL

(01/08/2015) ESPÍRITU DE MORTADELO

(31/07/2015) JUEGO DE TRONOS

(30/07/2015) LAS VIANDAS DE LA MANCHA

(29/07/2015) ¡PICAN, PICAN LOS MOSQUITOS!...

(28/07/2015) LA "CAÑA" DE ESPAÑA

(26/07/2015) ME SIENTO SEGUROOOO...

(25/07/2015) SUEÑO DE PLATA, SELFIE DE ORO

(24/07/2015) LAS GUERRERAS "AÉREAS"

(13/07/2015) Trapecistas sin red

(28/04/2015) Jóvenes y olímpicos

(24/02/2015) La Copa del Rey 2015

(04/02/2015) La Copa de la Reina 2015

(02/11/2014) Ventajas de la alianza deporte y empresa

(31/12/2012) "De Londres a Río pasando por BCN2013"

(28/11/2012) Chartres, satisfactorio en todos los aspectos

(18/11/2012) Víctor Gutiérrez, Poseidón en La Latina

(29/10/2012) Aquellas jugadoras de Barcelona 2003...

(24/08/2012) Aguas abiertas, el compañero de viaje

Turbo La Liga 4 Sports Myrta
Image Map
© 2016 Real Federación Española de Natación.
Juan Esplandiú, 1. 28007 Madrid. Tlf: +34 91 557 20 06 rfen@rfen.es.
Mapa Web | Dirección RFEN | Correos RFEN | Aviso Legal | Política de Privacidad |  RSS 2.0