Real Federación Española de Natación
10/13/2021 at 08:03
Head

I SALÓN DE LA FAMA RFEN - MIEMBROS: Manel Estiarte, un jugador de dibujos animados

Los corpulentos rusos, yugoslavos o magiares de la época le sacaban dos cabezas pero, con todo y con eso, le respetaban y temían a partes iguales. Era el crack, el número 1, el imparable, el que hacía goles imposibles, el que movía el equipo, el que daba la cara por los suyos (aunque se la partiesen), un jugador sacado de los dibujos animados, el gran capitán. Con Manel Estiarte Duocastella, el waterpolo español pasó de ser un mero comparsa a convertirse en el mejor equipo del mundo durante diez largos años. Manel, contigo empezó todo...

Tanta ha sido la influencia de Manel en este juego y en el deporte español que años antes de la marcha del ‘pionero’ Fernando Martín a Estados Unidos, él ya había marchado a conquistar la Lega italiana, la NBA del waterpolo. Corría el año 1985, pero antes, desde su Manresa natal, empezó a despuntar en un deporte que le venía como anillo al dedo.

Ahora que todo el mundo habla de Pedri o del estelar Gavi en la selección de fútbol, hace más de 40 años un joven de solo 16 era convocado para los Campeonatos de Europa de Jonkoping por la selección española de waterpolo, que era un equipo que, a excepción de los Juegos Mediterráneos de 1955, nunca había alcanzado puestos brillantes en el concierto internacional en un tiempo donde el deporte en España era secundario.

Y con solo 19 años es convocado para los Juegos Olímpicos de Moscú 80. Allí, la España de Lolo Ibern dio un salto de calidad y alcanzó un brillante cuarto puesto, con Manel como máximo goleador del torneo con 21 goles. Repetiría, con 34 dianas, en los JJOO de Los Ángeles 84, siendo también el MVP de la competición. Antes, había llevado al CN Barcelona al primer título de campeones de Europa de clubes. Con los números en la mano, era simplemente el mejor. Los calificativos en prensa se sucedieron y ya todos hablaban del “Maradona del balón mojado” entre otras lindezas. Un año más tarde recaló en el todopoderoso waterpolo italiano, en Pescara, ciudad que marcaría su vida deportiva y personal.

ESTIARTE LIDERÓ EL ‘DREAM TEAM’ ESPAÑOL DE LOS NOVENTA

Aunque Madrid no fue el mejor Mundial para España (1986), Estiarte brilló como siempre, lo mismo que en Seúl, máximo goleador, hasta que apareció una nueva generación de jóvenes talentos madrileños que fusionó perfectamente con Estiarte y Sans, los grandes líderes que un equipo por hacer. Llegaron los Jesús (Rollán), Toto (García), Chava (Gómez), Miki (Oca)... y causaron un enorme impacto positivo en Manel y en el resto del equipo. Eran unos jóvenes ambiciosos que tenían calidad, desparpajo y, lo más importante, coraje. Unos ‘callejeros’ ideales para ‘pegarse’ con los tanques rusos, yugoslavos y magiares.

Estiarte era la guinda de un pastel que empezaron a moldear Toni Esteller y Mariano García, y cuyos frutos acabaron de regar Dragan Matutinovic y Joan Jané. Manel vivió todo aquello como gran capitán, la amarga plata de Barcelona 92 -ceja partida incluida-, y el gran oro de Atlanta 96, el gran hito del ‘Dream Team’ español con un equipo memorable, un Manel a lo gran capitán y un Sans estelar. Después vinieron otros éxitos como el oro de Perth 98 o el bronce de la Copa del Mundo de Sidney 99. Manel disputó seis JJOO consecutivos, de Moscú a Sidney, y ganó una decena de grandes medallas, además de casi 30 títulos de clubes. Los que le vimos jugar no dábamos crédito a lo que era capaz de hacer con un balón.

Más allá de su legado deportivo, Manel Estiarte posee la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo (1993), la Gran Cruz de la ROMD, la Medalla Extraordinaria de Brillantes de la RFEN (1996) y el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes (2001), entre otras muchas condecoraciones. Amigo de sus amigos, forjó una inquebrantable alianza personal con otro joven, Pep Guardia, que hoy es uno de los entrenadores top del planeta fútbol. Manel trabaja hoy en el Manchester City pero su corazón es azul agua. También escribió su autobiografía ‘Todos mis hermanos’, un libro más que recomendable por su crudeza y autenticidad. El oro y el adiós. El cielo y el infierno. Estiarte y Manel ¡Gracias por tanto, capitán!

Rodrigo Gil-Sabio (Comunicación RFEN). Foto: Manel Estiarte Duocastella / Rfen.




Your browser was unable to load all of our website's resources. This is probably due to a firewall, a proxy or one of your browser's addons or settings.

You can press Ctrl + F5 or Ctrl + Shift + R to force your browser to reload them. If this does not work, try using a different browser or contact your system administrator or ISP to solve this problem.
Sponsor Platino
Astralpool

Sidn

Sidn Viajes el corte inglés

Sponsor Oro
Loterías y Apuestas del Estado - Con el Deporte Ayuntamiento Yamaguchi
Sponsor Técnico
Spedo Turbo
Institucionales
Consejo Superior de Deportes Asociación Deportes Olímpicos Comité Olímpico Español Universo Mujer ADESP Fédération Internationale de Natation Ligue Européenne de Natation
RSC
Asociación Española Contra el Cáncer Step By Water
Línea Aérea Oficial
Iberia
Rent a Car Oficial
Partners
Partners
Partners
Media Partner
Media partners
Partners Salud del Deportista
Partners