Real Federación Española de Natación
04/10/2020 a les 08:33
Capçalera

CENTENARIO: Roberto Queralt, el deportista total de los 50 que intimidaba a sus rivales

Hay deportistas que no pueden pasar inadvertidos y vamos a hablar de uno de ellos que, en las épocas de blanco y negro de nuestra natación, allá por los 50 del pasado siglo, fue gran figura de la natación en línea y del waterpolo, con una personalidad intimidatoria (sana y deportiva, eso sí) para sus rivales. En esta píldora digital número 34 del Centenario RFEN desgranamos -con la esencial ayuda del historiador y maestro Juan Antonio Sierra y los relatos de otro mítico como Joaquín Morera- la vida y milagros de todo un señor de las piscinas al que la historia no le ha dedicado, quizás, todo el reconocimiento que se merece. Con todos ustedes, un grande…Roberto Queralt.  

Vamos a intentar poner al lector, a usted, en situación. Tras los años de posguerras (Guerra Civil y II Guerra Mundial) y unos descafeinados Juegos Olímpicos de Londres (1948), aparece con fuerza un nadador inusitado, distinto, de gran carácter… se llamaba Roberto Queralt Alentorn. Nacido en Barcelona el 2 de enero de 1931, perteneció al poderoso decano de la natación española, Club Natació Barcelona.

Los números de Roberto Queralt son solo la punta de lanza de una vida dedicada al deporte acuático. Y con enorme pericia, todo hay que decirlo. Queralt fue nueve veces campeón de España absoluto de natación, 6 de ellas consecutivas en los 100 metros libre, y primer nadador que bajó del minuto en piscina de 50 metros -más abajo nos referiremos a esta gesta-; 12 veces campeón de España absoluto de waterpolo con el CNB; 90 veces internacional, 66 de ellas en waterpolo y 24 en natación; también fue deportista olímpico español en natación y waterpolo en los JJOO de Helsinki 1952; y recordista español en 100 metros espalda y 100 metros libre antes del año 1956, cuando se establecieron oficialmente los récords en piscina larga. Previamente, fue campeón de Cataluña en 1948.

Apabullante, ¿verdad? Quizás no era tanto la velocidad (natación) que la tenía, o la destreza (waterpolo) que la poseía, era ese poder intimidatorio -sano y deportivo también, como hemos apuntado- hacia los rivales que tanto los que compitieron con él en su época como los historiadores del momento le conocieron y destacaron como rasgo definitorio de su trayectoria.

MORERA Y LAS NOCHES “DE CUENTO DE HADAS”

La gesta de Roberto Queralt, que además la tiene a pesar de todo lo ya comentado, se entiende perfectamente en los trazos de la crónica del historiador Joaquín Morera, que denominó “Las noches feéricas (de cuento de hadas) de Montjuïc, con Roberto Queralt como gran protagonista”. Queralt fue el primer nadador español que bajó del minuto en los 100 libre en piscina de 50 metros en una competición memorable en 1950, del 8 al 10 de septiembre, en los XL Campeonatos de España de Natación y Saltos celebrados en Montjuïc:

“Casi no podíamos creer lo que veíamos. El sábado, al dejar el funicular y acercarnos a la piscina, los revendedores nos ofrecían entradas, como si estuviésemos en los alrededores de un campo de futbol. Pero al entrar pudimos convencernos de la realidad. La piscina estaba llena, llenísima de un público entusiasta que presintiendo seguramente la emoción de las jornadas se había volcado para aplaudir a nuestros magníficos nadadores...” Y es que para ver Queralt y compañía había que rascarse el bolsillo, incluso en reventa.

“Ese primer éxito de organización nos satisfizo ya que el trabajo a marchas forzadas llevado a cabo en el mes que tuvimos para organizar los Campeonatos, quedaba recompensado.... Y desde la jornada de eliminatorias los 58.9 de Queralt galvanizaron entusiasmos... Empezó la cosa en los 1.500... y siguió en los 200 braza... Luego, los 100, Queralt, con más nervios que nunca, pero también con más ganas que nunca, ganó la prueba, aunque no con la facilidad que era de esperar, batiendo a Alberiche -¡qué final más peligroso el suyo!- y a Guerra. Conde, cuarto, como se esperaba”. Excepcional duelo de Queralt con un gran Alberiche.

UN “TREMENDO SPRINT FINAL” EN 400 LIBRE

“Llega la segunda jornada con el mismo lleno en las gradas. Se da la salida a los 400 y Queralt en plan de gran campeón, nada fácil, observando a sus rivales canarios en particular, pero con un ojo sobre Granados, que resultó el más fuerte. Se adelanta ligeramente en los 350 y emprende un tremendo sprint final que le destaca fácilmente”.

“Ya la cosa estaba casi decidida. Bastaba ir logrando lugares secundarios para triunfar. Pero Queralt, en plena euforia de triunfos, nos brindó un tercer título individual en los 100 espalda, con una marca además extraordinaria, como es 1.12, lo mejor logrado en piscina grande por un español... Pero el cuarteto de 4 por 200 no quiere desmerecer de sus camaradas. Y Conde, Esteva, Casóliva y Queralt arrancan un segundo puesto, delante de los castellanos, que redondea la victoria. Ovaciones, cohetes; la “torcida” festeja la victoria”.

Roberto Queralt destapó la ‘caja de los truenos’ en aquellos Nacionales de 1950, hace hoy 70 años, con un Montjuïc a rebosar y funcionando la reventa a pleno rendimiento para ver…Natación. Increíble. En resumen, en la primera jornada acabó primero en la segunda serie de 100 libre con 59.8 (récord de España batiendo los 1.01.2 de Manolo Guerra, y siendo en primer español en bajar del minuto en piscina larga). También dominó la primera serie de 100 espalda con 1.14.1.

CON QUERALT, LA CATALANA RECUPERA EL CETRO

Ya en la segunda jornada, en la noche del 9 de septiembre, fue 1º con un tiempo de 1.01.3 batiendo a Alberiche en una carrera épica e igualadísima. Y en la última, el domingo noche, campeón de España de 400º libre con 5.03.8 batiendo a Enrique Granados (5.05.0) y vencedor también en los 100 espalda con 1.12.0, batiendo a Manuel Guerra (1.14.8) y a Antonio Quevedo. La colosal actuación de Roberto Queralt en aquellos Campeonatos de España permitió que la Federación Catalana recuperase un título que había perdido hacía 10 años.

Un hombre de este nivel solo podía tener una recompensa a la altura de su condición: los Juegos Olímpicos. Roberto Queralt fue seleccionado para Helsinki 1952 (19 de julio-3 de agosto) junto a su compañero del CNB, Ricardo Conde, y a Enrique Granados (Canoe NC).

No pudo bajar del minuto en suelo olímpico finés como dos años antes lo había hecho en el denominado entonces Estadio Náutico de Montjuïc y fue eliminado (40º) con un registro de 1.01.6 en los 100 libre. Al menos, vivió la gloria olímpica de nadar con los mejores deportistas del planeta en unos años en los que no existían los Campeonatos del Mundo acuáticos hasta Belgrado 73 y donde nuestra natación doméstica era de todo menos profesional, así que el mérito tenía más enjundia si cabe.

WATERPOLISTA CON EL CN BARCELONA Y LA SELECCIÓN

A partir de 1950, dedicó sus esfuerzos deportivos al hectómetro libre -los entonces conocidos como 100 metros estilo crawl/crol- encadenando seis títulos consecutivos de campeón de España, de 1950 a 1955, y un séptimo en 1957. Además, entre 1950 y 1953 ganó cuatro títulos consecutivos de la Copa Nadal. A ver quién le pone el cascabel al gato…

No contento con ello, también nos dejó una notoria carrera deportiva en la disciplina de waterpolo, que en el CN Barcelona siempre fue religión. Entre 1949 y 1965 fue doce veces campeón de España con el CNB, un equipo casi imbatible que era, en la práctica, la selección española de la época. En junio de 1949, Roberto Queralt debutaba internacionalmente el día 18 en Montjuïc, perdiendo ante Francia por 2-3. Y en 1963 acababa su periplo internacional el 14 de julio perdiendo también, casualmente, en Dortmund (Alemania) frente a Gran Bretaña por 3-5. Entre tanto, compitió con la España de Zolyomy los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 -octavos, pero rozando la gloria ante Italia (1-2) que nos habría llevado a la zona de medallas- y también en los Campeonatos de Europa de Budapest 1958 (13º).

A partir de 1995 libró su más dura batalla ante una cruel enfermedad, a la que miró cara a cara durante dos largos años con ese ánimo fuerte, optimista y aguerrido del que hizo gala en su etapa de esplendor deportivo, acompañado además por su fiel ‘escudera’ Salomé Muntané, que había sido también campeona de España de relevos. Finalmente, el 26 de enero de 1997, con solo 66 años, daba su último suspiro en vida el gran Roberto Queralt Alentorn para convertirse en leyenda y Juan Antonio Sierra le dedicaba una emotiva esquela en CROL ¿Qué hubiera pasado si hubiese nacido en otro contexto? Nunca lo sabremos, pero aquí está su semblanza y nuestro eterno homenaje.

Autores:

Edición / Documentación:

Rodrigo Gil-Sabio / Juan Antonio Sierra / Manolo Escudero Cordón

Aportaciones a la pieza informativa: rodrigogilsabio@rfen.es

Fuentes documentales:

MORERA, Joaquín: Historia de la Natación Española. Madrid, 1962.

SIERRA PUERTO, Juan Antonio: Archivo histórico personal.

Hemeroteca:

El Mundo Deportivo: Y fueron los mejores, 1950

                                      Al habla con Manuel Guerra, el rival de Roberto Queralt, 1950.

                                      El esperado encuentro CN. Barcelona-Resto de Cataluña en natación pura, 1950

Referencias web:

https://es.wikipedia.org/ Roberto Queralt

www.losdeportes-info/ Roberto Queralt Alentorn

www.rfen.es 1950, uno de los años más convulsos de la natación española…

Foto de portada: El nadador y waterpolista Roberto Queralt; Fotos de abajo: 1- Elevando la Copa de Campeones de España conquistada por la Federación Catalana (10 de septiembre de 1950); 2- Portada del Boletín de la Federación Catalana de octubre de 1950 con Francisco Draper, presidente de dicha Federación, librando a Roberto Queralt la placa donada por don Justo Fernández, corresponsal del Boletín en Montevideo, que la Federación destinó al mejor nadador de los Campeonatos de España; 3- Con la selección que compitió en los Juegos Olímpicos de Helsinki, de 1952. Segundo de pie a la izquierda. Le acompañan: Agustín Mestres, Leandro Ribera, Juan Luis Abellán y Francisco Castillo. Agachados: Juan Serra, Ricardo Conde, José Bazàn y Antonio Subirana; 4- En Cheltenham, con el equipo que en 1956 jugó un partido amistoso contra Gran Bretaña. Segundo de pie a la derecha. Le acompañan: Leandro Ribera, José Bazán y Joaquín Altafaja. Agachados: Fernando Oliveras, Antonio Subirana y Armando Munté; y5- Aprovechando su estanica en Madrid para asistir a la Asamblea de la FENA de 1958, come en Segovia el clásico cochinillo en compañía del árbitro Mateo Manguillot y del directivo Juan Antonio Sierra / Archivo Juan A. Sierra Puerto.


 

0 M'agrada · 0 Comentaris

M'agrada

El seu navegador no ha estat capaç de carregar tots els recursos de la nostra web, és possible que hagin estat bloquejats per un firewall, un proxy, algun complement o la configuració del seu navegador.

Pot provar a prémer Ctrl + F5 o Ctrl + Shift + R per a forçar al seu navegador a intentar descarregar-los un altre cop, o si això no funciona, a utilitzar un altre navegador o contactar amb l'administrador del sistema o proveïdor d'Internet per solucionar aquest problema.
Sponsor Platino
Astralpool

Sidn

Sidn Viajes el corte inglés

Sponsor Oro
Loterías y Apuestas del Estado - Con el Deporte Ayuntamiento Yamaguchi
Sponsor Técnico
Spedo Turbo
Institucionales
Consejo Superior de Deportes Asociación Deportes Olímpicos Comité Olímpico Español Universo Mujer ADESP Fédération Internationale de Natation Ligue Européenne de Natation
RSC
Asociación Española Contra el Cáncer Step By Water
Línea Aérea Oficial
Iberia
Rent a Car Oficial
Partners
Transporte Oficial
Partners
Partners
Partners
Media Partner
Media partners
Partners Salud del Deportista
Partners