Real Federación Española de Natación
03/03/2020 at 14:05
Head

CENTENARIO: La Olimpíada Popular, alternativa fallida a los JJOO de Berlín 1936

Seguimos en los frenéticos años 30 del pasado siglo con nuestras píldoras digitales (novena) del Centenario RFEN. En esta ocasión investigamos un capítulo que a buen seguro no dejará a nadie indiferente. Nuestra única intención -como siempre- no es juzgar ni una coma, es simplemente relatar a través diferentes fuentes un hecho histórico como la Olimpíada Popular, una alternativa en protesta por los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 que resultó fallida porque un día antes comenzó la Guerra Civil en España ¿Qué pasó realmente? ¿Cómo se originó? ¿Cuántos países se apuntaron? ¿Hubo nadadores inscritos?...

La Olimpíada Popular, por definición, fue un proyecto multideporte diseñado para su realización en Barcelona del 22 al 26 de julio de 1936 (ampliado tres días, 19-26, por el enorme poder de convicatoria que atrajo). Una semana de eventos deportivos que pretendía ser una fiesta deportiva, social y cultural (folcklore). Fue organizada como protesta a los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, utilizados a su vez como herramienta de propaganda del nazismo. Auspiciada por la Internacional Deportiva Roja (Sportintern), fue organizada por el Comitè Català Pro Esport Popular y financiada por el Gobierno español (250.000 pesetas), francés (600.000 pesetas) y la Generalitat de Catalunya (100.000 pesetas), con la implicación de partidos de izquierda y movimientos obreros. Aún hoy, hay poca luz sobre un hecho relevante que en poco tiempo llegó a hacer sombra a los propios Juegos Olímpicos y que solo la Guerra Civil evitó.

El gobierno electo, por aquel entonces, de la II República, decidió boicotear los Juegos Olímpicos de Berlín (en el capítulo de la Guerra Civil ya contamos con nombres y apellidos los nadadores y waterpolistas preseleccionados) decidiendo no enviar a los deportistas españoles seleccionados a suelo alemán y apoyando en cambio la Olimpíada Popular. Pero el apoyo no quedó ahí. El Frente Popular gobernaba en Francia y pasó a ser el epicentro del movimiento contra los Juegos del régimen nazi. “El 5 de julio, cerca de París (en Garches) hubo un acto de apoyo a la Olimpíada Popular de Barcelona y de boicot a los JJOO de Berlín en el que se citaron 60.000 personas y una delegación catalana compuesta por los diputados Rovira y Virgili, Puig y Ferrater, y Antoni Xirau, y en representación del COOP, Hilari Arlandís” (Fuente: L’Altra Olimpíada. Carles Santacana y Xavier Pujades, pág. 113).

Pero, ¿cuál fue el origen del boicot? David Companyon resume muy bien esta cuestión en su artículo ‘La olimpíada popular: tres meses que convulsionaron el deporte’ (2017): Una Barcelona en auge deportivo a finales de los años 20 solicitaba cinco años antes los Juegos Olímpicos de 1936, dado que contaba con la baza del estadio de Montjuïc. “(…) Era la ciudad favorita, pero la proclamación de la II República asustó a los aristocráticos miembros del Comité Olímpico Internacional y perdió la designación en beneficio de Berlín. Una vez fue ratificada, el movimiento de protesta se trasforma en intento de boicot con repercusión en Estados Unidos, donde nace con fuerza la cuestión judía, y en Europa con el naciente movimiento antifascista que toma cuerpo en París el 7 de diciembre con una Conferencia Antifascista internacional organizada por la Liga contra el Antisemitismo y el Comité Mundial de la Juventud. En ella participaron activamente el Comité ‘Fair Play’ de EEUU y varios comités para la defensa de la idea olímpica de Gran Bretaña, Francia, Holanda y los países escandinavos”.

LA MECHA PRENDIÓ POR TODA LA PENÍNSULA

Por su parte, Miguel Morayta, de la Delegación en Madrid de la Olimpíada Popular de 1936, contó en la prensa de la época que “cuando comenzó en Alemania la organización de la Olimpíada creció en el sector popular de otros países la idea de organizar otra de distinto matiz. En Cataluña funcionaba el Comité Catalá Pro Sport. Fue él quien tomó la iniciativa. Inmediatamente contó con el apoyo y la adhesión de los hombres mas eminentes de la Generalidad, de los más famosos deportistas, de los Clubes y Sociedades más destacados, de ilustres periodistas y del pueblo. La actuación de este Comité se dejó sentir bien pronto en toda la península y no mucho más tarde, en cada capital funcionaba una delegación de aquél”.

Pero la Olimpíada Popular era otra cosa. De hecho, había tres categorías para participar: nacional, regional y local, por lo que la competición mezclaría estados con equipos tan exóticos por aquel entonces como Alsacia o Marruecos francés, ciudades y regiones como Cataluña, Galicia o País Vasco.

¿Cuántos se inscribieron? Las cifras no eran nada desdeñables en aquella época: unos 6.000 atletas de 22 naciones (alguna fuente cita 5.000 y 23), algunas tan importantes como Estados Unidos, Canadá, URSS, Francia, Bélgica, Suecia, Países Bajos, Noruega, Suecia… Alemania e Italia, por ejemplo, estaban compuestos por exiliados que pertenecían a asociaciones y clubes deportivos sindicales y partidos de izquierda, no a los comités deportivos estatales u olímpicos.

Aprovechando la estructura de la Expo del 29 y el Estadio de Montjuïc como sede de la Olímpiada Popular, la maquinaria estaba en marcha. Pero el levantamiento militar del 18 de julio de 1936 fue el principio del fin de este evento, que fue cancelado “a toda prisa”. Algunos atletas nunca llegaron a Barcelona y otros que ya estaban en la ciudad se marcharon de forma precipitada, el sino de la organización. Un tercer grupo de unos 200 atletas permanecieron en Barcelona y se unieron a las milicias obreras para luchar por la Segunda República en la Guerra Civil. Estamos hablando de la semana del 19 al 26 de julio, donde los aparatos gimnásticos fueron cambiados por algunos por fusiles.

“SABOTAJE FASCISTA EN EL ENSAYO DE LOS JUEGOS”

¿Pero qué paso ese 18 de julio de 1936? Lo relata con exactitud la prestigiosa investigadora Mª José Turrión, primera directora del Centro Documental de la Memoria Histórica, creado sobre el esqueleto del archivo de la Guerra Civil en Salamanca: El 18 de julio de 1936 se encontraban los atletas en el estadio de Montjuic en Barcelona, ensayando sus actuaciones para el día siguiente en que se inaugurarían los juegos. Nerviosos todo el día por las noticias del levantamiento militar, intentaban los gimnastas prestar atención a los ejercicios, cuando una voz por megafonía les anuncia que se había producido un sabotaje fascista en las instalaciones eléctricas, hecho que obligó a suspender los ensayos. ¿Hubo relación entre el golpe militar que un sector del Ejército estaba llevando a cabo en otros puntos del País y ese sabotaje contra la red eléctrica, cuya autoría los responsables del estadio atribuían a sectores fascistas? Aunque por megafonía se anunciaba que todo estaría solucionado para el día siguiente, esa misma noche del 18 de julio quedaron suspendidos todos los actos del día 19 y por supuesto las Olimpiadas Populares, la afrenta más directa que se hizo al régimen nazi quedó anulada como consecuencia del levantamiento de una parte del Ejército”.

También se suspendió la Olimpiada Cultural que se iba a celebrar en paralelamente. “A Pau Casals, el gran violonchelista, compositor y director de orquesta barcelonés, la noticia de la sublevación le llegó la tarde noche del 18 de julio. Junto a su orquesta interpretaba la Novena Sinfonía de Beethoven que, como figuraba en el programa, habrían de interpretar en el Teatro Griego de Montjuic el día 19 de julio en la inauguración de los juegos. Ante los acontecimientos que se desarrollaron y la anulación del concierto, en aquel momento decidió, entre lágrimas, continuar con el ensayo y dirigiéndose a los músicos les expresó su deseo de: “Volver a tocar de nuevo esta sinfonía cuando vuelva la paz”.

La Olimpíada Popular estaba integrada en las denominadas Olimpiadas Obreras. La I se celebró en 1925 en Fráncfort (Alemania) y la II en Viena en 1931. La tercera iba a ser en Barcelona, pero su cancelación provocó que acogiera la cita Amberes en 1937, homenajeando la llegada de la delegación española.

¿Hubo nadadores convocados para la Olimpíada Popular de Barcelona? La respuesta es afirmativa. Un periódico de la época y cabecera actual, ABC, dio la relación de los mismos, contabilizando casi 30. Nombres como Fuentes, Jiménez, Verdegay, Alió, Aguayo, Ramos, Bardají, De la Torre, Baquero, Ugarte, Carmen Ramos, Pérez Arias, Roses, García, Cintora, Ferreiros, Heras… Y no solo nadadores, también estaba previsto el ‘waterpolo obrero’ con Lagarde, Núñez, Vázquez, Ortiz, Moreno Díez, Eslava e incluso los saltos de trampolín y palanca con José María Illana, Peteira, Martñinez Dogio y Ornat . Además de tradicionales deportes como la gimnasia, el fútbol el tenis o el boxeo, destacaron disciplinas exóticas como poco, caso de la pelota vasca, el ping-pong, barra, bochas y canciones típicas de los folklores nacionales, etc.

UNA BARCELONA DESBORDADA EN PREVISIONES

Pero no eran solo 6.000 los atletas a los que la organización debía hacer frente. Eran casi 30.000 personas movilizadas teniendo en cuenta que más de la mitad eran turistas. Todas las inscripciones de alojamiento se realizaron manualmente en la oficina de Turismo y Alojamiento dependiente de la Olimpíada Popular en la Plaza de Catalunya. Pero no había plazas hoteleras suficientes y “se hizo una llamada a abrir casa, centros, Casals… se pidió ayuda a los municipios vecinos para dar cobijo a todos. Hoy le llamaríamos desborde” (Comanyon, 2017)

El deportista madrileño Rafael Sánchez-Guerra relató en un medio sobre la Olimpíada una de las notas “censurables en la organización de esta Olimpíada. No sería sincero si cerrase este comentario silenciándola. Me ha dolido como español y como español debo hablar de ella. Aún hay tiempo de que los organizadores comprendan su error, y mi juicio lamentable (...) No incurramos en la torpeza de querer darle significación política a nuestra Olimpíada Popular. La política debe ayudar al deporte, pero nada más. Lo que no puede es querer crearle dificultades”.

Hace tres años (el 19 de julio de 2017), y tras una larga reivindicación de entidades memorialistas, la Generalitat y el Ajuntament de Barcelona rindieron homenaje a la Olimpíada Popular y a los pocos atletas que quedaban aún vivos -todos ellos con más de 97 años- como María Salvo o los hermanos Cánovas, nadadores que acabaron combatiendo en el ejército de la II República.

La Olimpíada Popular quería, en toda en España, permitir que “el deporte llegase lo mismo a estudiantes que a los campesinos, que a los obreros, que a los señoritos. A todas partes”. Fue un hecho histórico en su preparación, pero finalmente, no llegó a ningún sitio. Había otros planes para nuestro país…

ANEXO: EL VIAJE DE LOS DEPORTISTAS SALMANTINOS

Para seguir completando esta investigación, Manolo Escudero nos envía un documento inédito de gran carga emocional para él, y no es otro que el viaje de los deportistas salmantinos a la Olimpíada Popular (ver foto 7 de abajo):

Los expedicionarios eran: NATACIÓN: Carlos Pecheville, Alfredo Marcos, Carlos Marcos, Manuel Corrales y Rafael Villa, de la Federación Universitaria, y Segundo Escolar, de la Federación Cultural y Deportiva Obrera. CICLISMO: Emilio García, del Club Ciclista Salmantino. BOXEO: Mateo Quintanilla, de la Federación Cultural y Deportiva Obrera. ATLETISMO: Manuel Escudero (padre del coautor de esta obra) y Román Terreros, ambos de la Unión Deportiva Salamanca. Y, como delegado, iba Pepe Núñez Larraz.

Junto a la expedición deportiva viajaron dos parejas de baile, un tamborilero y una peinadora para representar los bailes charros en la Olimpíada Cultural. Salieron de Salamanca el 18 de Julio, sábado -día del alzamiento franquista- y nunca llegaron a Barcelona. Algunos volvieron a casa tres años después; otros no regresaron nunca...

(Fuente: El Adelanto, viernes 17 de Julio de 1936)


Autores:

Edición / Documentación:

Rodrigo Gil-Sabio / Manolo Escudero Cordón

Aportaciones a la pieza informativa: rodrigogilsabio@rfen.es


Fuentes documentales:

COMPANYON, David. ¿Qué fue de la olimpíada popular? (2016); La olimpíada popular: tres meses que convulsionaron el deporte (2017)

ESCUDERO CORDÓN, Manuel. Archivo histórico personal

GIL-SABIO, Rodrigo. El deporte español en el período de entreguerras, 2004

SANTACANA, Carles y PUJADES, Xavier. L’Altra Olimpíada, pág. 113

TURRIÓN, María José. Barcelona 1936, capital olímpica antifascista, 7 de noviembre de 2013

Hemeroteca/web:

ABC, Olimpismo: la Olimpíada Popular de Barcelona, 15 de julio de 1936

AHORA, Los Juegos Populares de Barcelona, 9, 10, 11 y 15 de julio de 1936

BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (Madrid). La Olimpíada Popular de Barcelona. Archivos de 1936

CRÓNICA, Olimpiada Popular de Barcelona, julio de 1936

LA VOZ, La Olimpíada Popular: Francia, Suiza, Palestina; Sevilla se prepara para la Olimpíada Popular; 24 de julio de 1936

L’INSTANT, Les proves que es celebraran durant la Setmana d’Sport Popular (19-26 de juliol), 1, 3, 4 y 18 de julio de 1936


Foto de portada: Caseta-oficina de Turismo y Alojamiento en Plaza de Catalunya para la Olimpíada Popular. Fotos de abajo: 1-Doble página de prensa sobre la Olimpíada Popular; 2- Trabajo de gestión de la Olimpíada Popular en la Delegación de Madrid; 3- El diputado Trabal, presidente de la Comisión Parlamentaria pro Deporte y Cultura física en 1936, considerado 'alma mater' de la Olimpíada Popular; 4- La nadadora y multideportista Margot Moles; y¡5- Cartel oficial de la Olimpíada Popular Barcelona 1936; 6- Ensayo del desfile en Montjuïc e 18 de julio, con EEUU y Canadá en primer término; y7- Deportistas salmantinos que viajarán a la Olimpíada Popular junto a miembros del Comité Provincial. Fotos: Biblioteca Nacional de Españ / Prensa de 1936 / Archivo Manolo Escudero.

1 Like · 0 Comments

Like

Your browser was unable to load all of our website's resources. This is probably due to a firewall, a proxy or one of your browser's addons or settings.

You can press Ctrl + F5 or Ctrl + Shift + R to force your browser to reload them. If this does not work, try using a different browser or contact your system administrator or ISP to solve this problem.
Sponsor Oficial
PREMAAT - Seguros y Ahorro Tejada's Forever
Sponsor Platino
Halcón Viajes Astralpool Astralpool
Sponsor Oro
TOPSEC Iberia Loterías y Apuestas del Estado - Con el Deporte Ayuntamiento Yamaguchi
Sponsor Técnico
Spedo Turbo Erreà
Institucionales
Consejo Superior de Deportes Asociación Deportes Olímpicos Comité Olímpico Español Universo Mujer ADESP Fédération Internationale de Natation Ligue Européenne de Natation
RSC
Asociación Española Contra el Cáncer Step By Water
Partners
Partners
Transporte Oficial
Partners
Línea Aérea Oficial
Iberia
Partners Salud del Deportista
Partners