Real Federación Española de Natación
04/02/2020 a las 04:09
Cabecera

Centenario: César García Agosti, el "Robinson" madrileño de los convulsos años 30

Parecía difícil encontrar en los recovecos de la historia acuática a otro deportista polifacético como Carlos Piernavieja, que a finales de los años 30 y en los 40 practicaba varios deportes, entre ellos la Natación, y además con esmerados resultados. Nuestro protagonista de hoy es anterior incluso: César García Agosti, que llegó a ser denominado en la prensa de la época el “Robinson” natatorio. Pero si solo fuera natación lo que hacía… Fue también atleta, remero, esquiador, jinete, alpinista, automovilista e incluso luchador. El primer Canoë, el semanario Marca, una convulsa Guerra Civil y a posteriori el combate en tierras soviéticas con la División Azul de Franco en plena II Guerra Mundial, pese a la tuberculosis que padecía, marcaron para siempre su destino.

Se antoja imposible saber qué pasaba por la cabeza de aquellos sportsmen de principios del siglo XX que inspiraron a nuestros nadadores años después. En el caso que nos ocupa, César García Agosti quizás no fuese considerado una de las más grandes estrellas natatorias (algo que podría ser bastante discutible al menos), pero su historia, por distinta y peculiar, nos ha llamado la atención. Era tan, tan amante de la práctica deportiva que llegó a ser hasta…pelota. Sí, sí, como lo leen. Y tiene su explicación.

Nacido en 1910 en Madrid, resulta que con solo siete años de edad -en plena Primera Guerra Mundial- hacía de pelota. De pelota sobre el mar. Su primo Carlos Losada Agosti -un hombre del deporte que debía ser todo un ‘personaje’ en aquella época- le llevó al mar con otros muchachos en una yola (pequeña embarcación de construcción simple a menudo usada por pescadores) y allí, dado que el pequeño César era considerado una especie de ‘bolita con traje de baño’, era lanzado por unos y otros por el aire hasta que uno de ellos le tiraba al mar y se ponía a nadar. Una ‘travesura’ que hoy nos parecería absolutamente desmesurada.

Y es que su primo tenía una forma muy peculiar de tratar al jovencito César. Fue él y no otro el que le quitó el miedo a ahogarse. ¿Cómo? No se le ocurrió otra cosa que llevarle cogido mar adentro en Santander y, cuando vio que no hacían pie, le soltó a ver qué pasaba…

“NADÉ COMO UN GATO AQUEL DÍA”

Pasó que, en vez de ahogarse, César nadó y nadó para no hundirse. Él mismo se lo contó a Estampa en AS: “Yo nadé como un gato aquel día, pero nadé. Aquello me sirvió para perder el miedo y, a los pocos días, nadaba ya en braza como un hombrecito”.

Si a los seis años de edad ya nadaba a estilo braza, y a los ocho era un pequeño atleta forjado en los recreos del Liceo Francés donde saltaba altura y longitud, sin olvidar las carreras de velocidad. Hasta que llegó un verano y se puso a alternar la natación con el alpinismo (llegó a escalar la cima de Peña Vieja en los Picos de Europa con tan solo doce años).

También le entró el gusanillo del remo -con gran dominio de la canoa canadiense-, ¡qué hacía mal este hombre!, y como en los años veinte no había piscinas cubiertas en Madrid, se consagró a la hípica, pero le rechazaban de todos los concursos oficiales por no tener la edad reglamentaria. Aun así, se dio bastantes ‘costalazos’ con los caballos, aunque aprendió mucho de su profesor, el reputado jinete Nemesio Martínez Hombre.

Siempre tuvo claro que el deporte que más le gustaba era “la natación”. ¿Por qué? “Porque es el deporte más completo. Ahora estamos de enhorabuena porque Madrid que era antes una ciudad sin piscinas, va a ser una de las primeras ciudades europeas por el número y la calidad de ellas”. Esto lo dijo en 1932. Y es que en aquella época era una necesidad que una ciudad que no tuviese mar construyese una piscina.

CUATRO OROS EN UN DIA ‘A LO MIREIA’

Le encantaba nadar a estilo libre -el popular crawl de la época- y también le entusiasmaba el water-polo (no sabemos si por aquello de agua y pelota). En 1926 ya participaba en concursos de natación y debutó en infantiles. En ese año ya batía el récord de España de 50 metros dejándolo en 34 segundos y rebajando en siete segundos la marca anterior. Ganó los Campeonatos de Castilla en 1930 y en un mismo día ganó nada menos que en 100, 200, 400 y 800 libre, algo que 90 años después solo está al alcance hoy de cracks mundiales.

También nos enteramos en 1932, y porque le preguntaron en un periódico, que no participaría en los Campeonatos regionales porque era del Canoë y el Canoë se había separado de la federación zonal. Ignacio Ramos Altamira, en su libro ‘Margot Moles, la gran atleta republicana’, afirma que César fue compañero de aventuras de Pina (Manuel) y las hermanas Moles desde finales de los años 20, “pues los cuatro formaron parte del grupo de montañeros y excursionistas que fundaron el histórico club madrileño Canoë”. En este punto también nos vamos a una fuente directa, el libro ‘’Real Canoe Natación Club, una forma de vida’ de Juan Gil Sabio, en el que habla de Agosti como “una de las primeras figuras que dio el Canoë en la incipiente natación madrileña”.

Además, en los I Campeonatos de Castilla de Natación en 1930, César fue una figura destacada en las piscinas del Niágara (28 de septiembre) y el estanque del Retiro (25 de octubre) ganando “los títulos de 100 libres (1,15,0), 400 libres (7,13,2) y la Vuelta al estanque del Retiro de unos 800 metros aproximadamente -eso no lo midió nadie- en el tiempo de 12,30,0”. Los Agosti debían de ser una familia especialmente dotada para el deporte ya que su primo Luis se hizo con el título castellano de Palanca. César ganó más de treinta copas en su carrera y siempre dijo que, en Castilla, Enrique Granados era el entrenador más serio que había. Fue nuestro protagonista el que introdujo a Margot Moles en el esquí mejorando también su técnica de natación, al igual que hizo con Aurora Villa, su novia en los años 30.

Y tanta voracidad deportiva para llegar a declarar que “lo que más me gusta es comer, para reponer fuerzas”. Pero ¿comer qué? “Lo que encuentre a mano”. Dicen que el agua da hambre. ¿Rivales? García Agosti tenía muy claro que Cataluña era la región más adelantada, con figuras de la talla de Sabata y Ruiz Vilar que, para él, eran “cosa seria”. Y en Castilla confiaba en Sánchez, Bello, Márquez, Lirio y Alonso, junto al montañés Gómez Acebo.

DOS GUERRAS Y UNA TUBERCULOSIS

Más allá de la natación y el deporte, César García Agosti tuvo un destino inesperado. Trabajó como agente de bolsa y periodista. Además, regentaba una tienda de deportes en la céntrica calle Gran Vía. Su padre, José García Ibarrola (agente de bolsa y militar ayudante del general Primo de Rivera), tal y como relata Ignacio Ramos, “fue asesinado en una de las ejecuciones indiscriminadas de presos llevadas a cabo por milicianos en Paracuellos del Jarama. César consiguió escapar de las redadas antifascistas en la ciudad de Madrid…”

¿Qué pasó después? Ayudado por los republicanos Moles y Pina, César se ocultó en una pensión en la calle Pi y Margall y sobrevivió una temporada con algo de dinero prestado para poder comer. Una vez localizado y detenido por las autoridades republicanas, obtuvo el amparo de la Embajada de Argentina, por lo que pudo salir de la ciudad y pasar a zona nacional en San Sebastián. Posteriormente pasó sus días en un sanatorio de la Selva Negra curándose de una tuberculosis, pero pudo regresar a Donosti para fundar el semanario deportivo Marca y colaborar en la revista Fotos.

Tres años más tarde del final de la cruenta Guerra Civil, César se encontraba en tierras soviéticas combatiendo al ejército local en la División Azul que Franco envió en ayuda de los nazis. Ni su grave enfermedad ni el despiadado combate lograron acabar con su alterada vida, que tampoco iba a prolongarse más de dos décadas…

César García Agosti fallecía el 2 de septiembre de 1968, a los 58 años de edad, y en la noticia de ABC del 3 de septiembre, se puede leer: “Su vinculación a la casa de Prensa del Movimiento comenzó en San Sebastián, donde fue redactor jefe del semanario Marca. El deporte fue la ilusión de su vida y en el que centró su personalidad periodística”. Fue voluntario en suelo soviético de la División Azul, como apuntamos, pero a la vuelta se reincorporó al viejo oficio de escribir. Tenía la Medalla de Plata al Mérito Deportivo concedida por la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes. Agosti vivió dos guerras mundiales, el crack del 29, una convulsa guerra civil y posteriormente el franquismo durante casi 30 años, pero el deporte siempre fue su verdadero y único aliado.


Autores:

Edición / Documentación:

Rodrigo Gil-Sabio / Manolo Escudero Cordón

Aportaciones a la pieza informativa: rodrigogilsabio@rfen.es


Fuentes documentales:

ESCUDERO CORDÓN, Manuel. Archivo histórico personal

GIL SABIO, Juan. Real Canoe Natación Club, Una forma de vida. Edita: Real Canoe NC, 1990

GIL-SABIO, Rodrigo. El deporte español en el período de entreguerras, 2004. Tesis doctoral UCM

RAMOS ALTAMIRA, Ignacio. Margot Moles, la gran atleta republicana. Libros.com, 2017

Hemeroteca/web:

ABC, Ha fallecido César García Agosti, 3 de septiembre de 1968, pág. 63

AS, César García Agosti, una vida consagrada al deporte, 27 de septiembre de 1932, págs. 16 y 17

BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (Madrid). Archivos de 1930-32

Foto portada: César García Agosti nadando al estilo crawl / AS. Fotos de abajo: 1- Salida de piscina 2- Cesár García Agosti sobre una roca en la Laguna de Peñalara 3- Piloto de carreras 4- De charla con el periodista Rienzi / Fotos AS. y5- Margot Moles y Manolo Pina, amigos de César, en 1936 / Archivo familiar de Margot Moles, Alfonso (VEGAP) y VEGAP, Madrid 2017. 

0 Me gusta · 0 Comentarios

Me gusta

Su navegador no ha sido capaz de cargar todos los recursos de nuestra web, es posible que hayan sido bloqueados por un firewall, un proxy, algún complemento o la configuración de su navegador.

Puede probar a pulsar Ctrl + F5 o Ctrl + Shift + R para forzar a su navegador a intentar descargarlos de nuevo, o si esto no funciona, a utilizar otro navegador o a contactar con su administrador de sistema o proveedor de Internet para solucionar este problema.
Sponsor Platino
Astralpool

Sidn

Sidn Viajes el corte inglés

Sponsor Oro
Loterías y Apuestas del Estado - Con el Deporte Ayuntamiento Yamaguchi
Sponsor Técnico
Spedo Turbo
Institucionales
Consejo Superior de Deportes Asociación Deportes Olímpicos Comité Olímpico Español Universo Mujer ADESP Fédération Internationale de Natation Ligue Européenne de Natation
RSC
Asociación Española Contra el Cáncer Step By Water
Línea Aérea Oficial
Iberia
Rent a Car Oficial
Partners
Transporte Oficial
Partners
Partners
Partners
Media Partner
Media partners
Partners Salud del Deportista
Partners