Real Federación Española de Natación
07/04/2020 a las 11:03
Cabecera

CENTENARIO: 1926, la visita 'olímpica' a Barcelona del barón Pierre de Coubertin

En nuestra anterior píldora digital hablamos de un movido 1926, año en el que debutamos con cinco nadadores en el I Campeonato de Europa celebrado en Budapest (Hungría). Ahora, en este capítulo catorce del Centenario RFEN, desgranamos la ‘accidentada’ visita del barón Pierre de Coubertin ese mismo año -quedó maravillado en su visita al CN Barcelona- y los aires olímpicos que pudieron darnos cara a los años 30 la sede de unos Juegos en una Barcelona con cada vez mejores instalaciones y deportistas, pero finalmente la flor se marchitó y hubo que esperar… ¡66 años hasta Barcelona 92! La historia es así de caprichosa.

Todo listo para su llegada… Corría el año 1926, concretamente el 27 de enero cuando la prensa de la época se hacía eco del esperado viaje a Barcelona del barón Pierre de Coubertin. Pero ¿quién era en realidad este fascinante personaje? Conocido como el padre del movimiento olímpico y restaurador de los Juegos Olímpicos, Pierre de Fredy -su nombre original- nació en París (Francia) el 1 de enero de 1863. Los antepasados de Pierre se remontan a un Fredy que sirvió incluso al rey Luis XI por lo que la familia adquiriría en el siglo XVI un título de nobleza, el Señorío de Coubertin, cerca de París.

De padres aristócratas franco-italianos, Pierre se vio influido desde muy joven por Tocqueville, estudió ciencias políticas tras abandonar derecho y basó su filosofía de vida en los deportes y el ejercicio físico como papel primordial en la formación del carácter. En 1894 invitó a la Soborna a representantes de 14 países para restaurar los Juegos Olímpicos, Nacía el COI, que iba a presidir hasta 1925.

ESPERADA VISITA FINALMENTE CANCELADA

Pero volvemos a ese 27 de enero de 1926. Ante la esperada visita del humanista francés, Barcelona convoca de urgencia a las federaciones y clubes -entre ellas la de Natación- con el objetivo de programar actos de homenaje a su dilatada figura olímpica (bajo su mandato ya se habían celebrado los primeros siete JJOO entre 1896 y 1924). Además, Barcelona se había quedado sin Juegos en el caso de los deportes acuáticos.

La indisposición de uno de los allegados del barón -versión oficial publicada el 29 de enero en La Vanguardia- hizo que se cancelase el viaje a la Ciudad Condal. Llovía sobre mojado porque ya se había cancelado otra visita cinco años antes y además Conrado Durántez -presidente y fundador de la Academia Olímpica Española, del Comité Español Pierre de Coubertin y Presidente de Honor del Comité Internacional Pierre de Coubertin- en 2013 apuntó que en Cataluña se había consolidado un ambiente de cierta crispación contra el barón por su “excesiva mediación” en la elección de las sedes de los Juegos.

Diez meses después, en concreto el 1 de noviembre de 1926, y con la prensa a contrapié, se presentaba en Barcelona el barón de Coubertin -ya como Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional- debido a su dimisión el año anterior porque había quedado en bancarrota al donar toda su fortuna al movimiento olímpico (fuente: Yamila Papa Pintor)- acompañado de su esposa e hija.

Le reciben miembros de la Confederación Deportiva de Cataluña (su presidente Joan Farnés y Elías Juncosa) y del Comité Olímpico Español (Señores García Alsina y Mesalles Estivil) y le acompañan en su visita, que incluye al parque de Montjüich, emplazamiento donde estaba proyectado el futuro estadio. También visita distintas instalaciones y clubes deportivos, incluido el Club Natación Barcelona, lo que describe Joaquín Morera así: “Visita el C.N. Barcelona el Barón de Coubertin, restaurador de los Juegos Olímpicos, que expresa su admiración por aquella obra (la piscina) de la que quedó maravillado. Coubertin buscaba siempre dónde organizar los Juegos y España entraba dentro de sus cálculos. La ocasión se perdió en los años de la República, al no encontrar sus proposiciones el eco necesario”.

El caso es que Cataluña destilaba en fondo y forma los postulados de un Pierre de Coubertin que en los primeros años de su vida perfeccionó sus estudios en Inglaterra donde conoce la singular doctrina del ‘cristianismo muscular’ del pastor anglicano Thomas Arnold, la búsqueda de la perfección espiritual por medio del deporte y la higiene.

FESTIVAL DEPORTIVO DE ESCUELAS EN CALAFELL

El deporte, de ser practicado por minorías a finales del siglo XIX a despertar un general entusiasmo en el mundo, también en nuestro país. Lo comprobamos en un reportaje gráfico de Stadium en 1926, titulado “La Educación Física en nuestras escuelas”, que en realidad era una declaración de principios respecto a una campaña auspiciada por la revista en pro de la instauración de la Educación Física en nuestras escuelas, elemento clave en los principios ideológicos de Coubertin.

Así, en la Colonia de Vilamar en Calafell que poseía el Ayuntamiento de Barcelona se realizó un festival, dirigido por el profesor D. Fidel Bricall, con nada menos que 304 chicos. Interesante programa atlético con apoyo de centros escolares y colonos, que comenzó precisamente con una prueba de natación en mar abierto sobre 50 metros estilo libre “que resultó altamente interesante; acto seguido se procedió a efectuar saltos de trampolín llegando a alcanzar el vencedor 1,75 metros de altura”.

Stadium se alineó con las autoridades catalanas para que el espíritu del barón de Coubertin recalase en las escuelas: “Aplaudimos con entusiasmo el interés que el Ayuntamiento barcelonés pone en la Educación Física de los alumnos de sus escuelas y le alentamos con el calor de nuestros entusiasmos juveniles y fuertes a perseverar en esa obra llena de bondad y de cariño para los niños débiles que ansían ser fuertes y sanos para escudarse con valor de las múltiples miserias humanas. Toda labor creadora, toda iniciativa de positivo valor y todo en cuanto pro del débil y desvalido se haga, encontrará en estas páginas noble acogida y franco apoyo”. Un apoyo que acabaría teniendo su guiño…

NARCÍS MASFERRER Y EL PENSAMIENTO DEL BARÓN

Narcís Masferrer, director de la revista Stadium, obtiene del mismísimo Pierre de Coubertin un autógrafo con dedicatoria y una reflexión en forma de carta también que iba a condenar las opciones olímpicas de Barcelona en los años 30, sobre todo tras lo escrito por el barón en último párrafo de la misiva:

“Para una ciudad hay dos modos de ser deportiva, por el porcentaje y por el espíritu. Del primer punto de vista me atrevo a decir que aún no existe ninguna ciudad deportiva en el mundo. En efecto, en ninguna parte la proporción entre el número de habitantes y el número de deportistas practicantes es normal... Pero existe el segundo punto de vista, el del espíritu deportivo, con el cual son practicados los deportes por sus adeptos... Lo que yo he visto en Barcelona, desde el punto de vista del espíritu deportivo me ha encantado... Sí, Barcelona es una ciudad soberbiamente deportiva. Pero que se guarde celosamente a sí misma para conservarse tal, porque el espíritu deportivo es una flor delicada, fácil de marchitarse”.

La flor olímpica nunca floreció hasta 1992, 66 años después, pero Barcelona postuló en los años 20 y 30 por los Juegos. Desde luego, en Cataluña hubo un ‘boom’ de natación y waterpolo, con internacionales en aquellos Juegos de 1920, 1924 y 1928, pero el sueño olímpico no prosperó en aquellos tiempos, sepultando las ilusiones de entidades, directivos y deportistas.

Autores:

Edición / Documentación:

Rodrigo Gil-Sabio / Manolo Escudero Cordón

Aportaciones a la pieza informativa: rodrigogilsabio@rfen.es


Fuentes documentales:

DURÁNTEZ, Conrado. Academia Olímpica Esañola y Comité Internacional y Español Pierre de Coubertin, 2013

ESCUDERO CORDÓN, Manuel. Archivo histórico personal

GIL-SABIO, Rodrigo. El deporte español en el período de entreguerras, 2004

MORERA, Joaquín. Historia de la Natación Española, pág. 32, Madrid, 1962

Hemeroteca/web:

BARCELONASPORTIVA. Pierre de Coubertin: “Abans de venir a Barcelona…”, 15 de marzo de 2013

BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (Madrid). Archivos de 1926

BUSCABIOGRAFIAS.COM Varios autores: V. Moreno, Ramírez, De la Oliva, E. Moreno y otros. Biografía de Pierre de Coubertin. Última actualización: Noviembre de 2019

LA VANGUARDIA. Homenaje a un ilustre viajero. 27 de enero de 1926

REVISTAESFINGE.COM Viaje de Coubertin a Barcelona, el anhelo olímpico de una ciudad. Octubre de 2018

STADIUM. Barcelona, ciudad sportiva, según el Barón de Coubertin. Narcís Masferrer, pg.10, 15 de noviembre de 1926; La Educación Física en las escuelas, 1926.

Foto de portada: Visita del barón Pierre de Coubertin a Barcelona en 1926. Fotos de abajo: 1-Pierre de Fredy (barón de Coubertin); 2- Autógrafo del barón de Coubertin como Presidente de Honor, dedicado al director de la revista Stadium Narcís Masferrer; 3- Nadadores jóvenes en el Festival de Escuelas en Calafell en 1926; 4- Ejercicios de entusiastas colegiales en Calafell (1926) / Revista Stadium.

0 Me gusta · 0 Comentarios

Me gusta

Su navegador no ha sido capaz de cargar todos los recursos de nuestra web, es posible que hayan sido bloqueados por un firewall, un proxy, algún complemento o la configuración de su navegador.

Puede probar a pulsar Ctrl + F5 o Ctrl + Shift + R para forzar a su navegador a intentar descargarlos de nuevo, o si esto no funciona, a utilizar otro navegador o a contactar con su administrador de sistema o proveedor de Internet para solucionar este problema.
Sponsor Oficial
PREMAAT - Seguros y Ahorro Tejada's Forever
Sponsor Platino
Halcón Viajes La Liga 4 Sports Astralpool
Sponsor Oro
TOPSEC Iberia Loterías y Apuestas del Estado - Con el Deporte Ayuntamiento Yamaguchi
Sponsor Técnico
Spedo Turbo Erreà
Institucionales
Consejo Superior de Deportes Asociación Deportes Olímpicos Comité Olímpico Español Universo Mujer ADESP Fédération Internationale de Natation Ligue Européenne de Natation
RSC
Asociación Española Contra el Cáncer Step By Water
Partners
Partners
Transporte Oficial
Partners
Línea Aérea Oficial
Iberia
Partners Salud del Deportista
Partners